Sector Avícola

La gallinaza obtenida de las explotaciones avícolas, resulta de las deyecciones, plumas, restos de alimento y los materiales de las camas que se mezclan. Esta tipo de subproducto tiene un alto contenido de humedad y altos niveles de nitrógeno que se volatiliza rápidamente creando malos y fuertes olores.

La industria avícola podría aportar algo mas que huevos y carne, contrubuyendo al desarroyo agrícola con el procesamiento de un desecho de los procesos productivos convertido en un recurso de gran valor, la gallinaza.

 

Con la aplicación del Activador, obtenemos los siguientes resultados:

 

Acelerar el proceso de descomposición de la materia orgánica.

Acelerar la fermentación de la materia en lugar de la putrefacción.

Reducción de los característicos y agresivos malos olores.

Reducción de amoníaco y gases de efecto invernadero.

Ambiente mas saludable para los animales y los trabajadores.

Mayor desinfección de las instalaciones.

Menor estrés y menos índice de mortandad animal.

Material mas rico en microorganismos benéficos.

Material con mayor poder fertilizante (compostage).

Material con mayor disponibilidad de macro y micronutrientes para las plantas.

Además, la reutilización de estos materiales constituye una tecnica de producción sostenida, transformándolos en materia que favorece la recuperación del suelo.